Etiquetas

,

El Real Madrid es líder de la liga una vez se han disputado las primeras 4 jornadas de la temporada: 10 puntos, 6 goles a favor y sólo 1 en contra. Sus rivales: Mallorca, Osasuna, Real Sociedad y Espanyol. En Champions League el Ajax. Ha sido en este último partido donde los medios de comunicación resaltaron el buen partido que realizó el equipo, por no decir casi el único.

Visto el juego del equipo durante estos partidos un hecho es innegable: el equipo blanco aún está en fase de construcción. El análisis que hago de su juego es el siguiente:

  • Superioridad en las dos áreas de juego: el Real Madrid sigue siendo superior tanto en la portería como en ataque. Casillas sigue rindiendo a un nivel excelente y tanto CR7 como Higuaín son la referencia ofensiva y volverán a marcar muchos goles esta temporada.
  • Medio del campo: La pareja formada por Xabi Alonso – Khedira aún le queda tiempo de adaptación y de mejora. El alemán no ha estado físicamente a tope y eso se nota. Al jugar con Di María y Özil en las bandas -que para mi son más atacantes que centrocampistas- el equipo se parte en dos, faltan más movimientos, mayor profundidad y sobretodo más velocidad de balón.
  • Nuevos fichajes: El fichaje de Carvalho ha dado al equipo más experiencia y mucho oficio. Di María ofrece desborde por banda y además tiene gol. Özil posee una visión de juego excelente, pero en varios partidos se desconecta del juego y es demasiado intermitente. Por su parte, Pedro León y Canales todavia no han tenido oportunidad para demostrar si se pueden hacer un hueco en el esquema de Mourinho.

Tiempo. Esa parece ser la palabra mágica que pide Mourinho para hacer un equipo ganador y que además juegue bien. La incógnita es saber si la paciencia de la afición blanca con el juego de su equipo podrá durar toda la temporada. Veremos.