Etiquetas

, , , ,

El nombre de Sergio con el número 16 aparece en la camiseta del Barça y en el de la selección española. A priori un nombre común pero con un apellido muy conocido entre la afición blaugrana: Busquets.

El que fuera portero del Barça en la época del Dream Team no imaginaba que su hijo, Sergio, sería en tan poco tiempo titular indiscutible tanto en el Barça como en la selección. Jugaba en Tercera División con el Barça B cuando Guardiola le dio la oportunidad de debutar en el Camp Nou con el primer equipo. Empate a uno ante el Racing de Santander pero fue de los mejores jugadores del equipo. De las múltiples virtudes del jugador de Badía quiero destacar las siguientes:

  • Experiencia. Con 22 años es difícil poseer mucha experiencia. Durante su primera temporada con el primer equipo la sensación que ofrecía era la de un jugador seguro y sin vértigo de verse entre los grandes del fútbol español y europeo.
  • Colocación y anticipación. Dos virtudes importantes en la posición de mediocentro del Barça. Posee un gran rigor táctico. Aún está por ver si puede jugar igual de bien en la posición de interior.
  • Primer toque. Como canterano de la Masia, siempre intenta jugar con pocos toques, así facilita la construcción del juego del equipo.
  • Humildad y capacidad de trabajo. Otra de sus virtudes. Sergio es incansable, ocupa muchos espacios en el medio del campo y hace la cobertura para que Piqué u otro central pueda subir sin problemas.

En este sentido, todas estas virtudes -que seguramente Guardiola ya conocía- le sirvieron para desbancar a 2 jugadores que jugaban en su misma posición: Yaya Touré en el Barça y Marcos Senna en la selección.

El jugador africano, traspasado este verano al City en busca de más minutos, vió como Sergio poco a poco y sin hacer ruido le quitaba el puesto de titular. Es verdad que en el año del triplete Touré jugó partidos importantes en la posición de central pero Sergio era ya el mediocentro titular del equipo.

Durante la Eurocopa de 2008, Senna fue una de las sorpresas más agradabales de la selección. Poco después, la juventud y las buenas maneras exhibidas en el Barça le permitieron hacerse un hueco en el once de Vicente Del Bosque. Además, el seleccionador español declaró durante el mundial que: “Si fuera jugador me gustaría parecerme a Busquets”. Frase que deja muy claro la devoción que tiene por el jugador del Barça.

Hay que valorar el buen ojo que tuvo Guardiola para descubrir a un jugador tan completo como Sergio. Es obvio que el resto, incluyendo todos los títulos con el Barça y la selección que ha ganado son gracias al trabajo e ilusión que demuestra partido a partido.