El centrocampista Jack Wilshere, de 18 años, ha llegado a un acuerdo con el Arsenal para ampliar su contrato “a largo plazo” y convertirse en el Cesc del futuro, toda vez que la salida de Fábregas es sólo cuestión de tiempo. El centrocampista, considerado una de las promesas del fútbol inglés, debutó con el Arsenal en la Emirates Cup 2008 y con 16 años marcó su primer gol con los ‘gunners’ en la Carling Cup contra el Sheffield United en septiembre de ese año.

Ha sido el jugador más joven en debutar en Liga y Liga de Campeones con el Arsenal y el décimo en estrenarse como internacional absoluto con la selección, cuando lo hizo en el amistoso contra Hungría del pasado agosto.

“Es una gran noticia, Jack es un futbolista fantástico, con un enorme potencial, y todos hemos visto en sus actuaciones que es un jugador muy talentoso que puede ser muy influyente al máximo nivel de juego”, dijo Wenger al web del club.

Recorrido por delante
El jugador, que la temporada pasada estuvo cedido en el Bolton, sabe que todavía tiene “un largo camino por delante”, pero espera en devolver la confianza: “El Arsenal es como mi segunda casa, y este contrato significa todo para mí”.

“En este momento de mi carrera, con sólo 18 años aún estoy aprendiendo mucho sobre el juego y sobre mí mismo. Este es el club perfecto, los compañeros perfectos, los aficionados perfectos, el equipo de trabajo perfecto y, lo más importante, el entrenador perfecto para ayudarme a continuar con eso”, añadió.

Fuente: Marca.com