Etiquetas

,

El último capitulo sobre la polémica figura de Mourinho lo vivimos ayer mismo. El entrenador del Sporting de Gijón, Manolo Preciado, arremetió duramente contra el técnico portugués por unas declaraciones en las que argumentaba el hecho de que el Sporting jugara en el Camp Nou con un once plagado de suplentes. Según Mourinho, dicho once daba a entender que Preciado daba por perdido el partido antes de jugarlo.

Quería hacer repaso de varios de las polémicas que han acompañado a Mourinho desde que se inició la temporada:

1. Polémica con Preciado. A pesar de estar de acuerdo o no con las críticas efectuadas por el técnico del Sporting, me surgen varias preguntas: ¿Puede poner en duda Mourinho la alineación de un equipo que no es el suyo? ¿O es que cada entrenador no tiene la libertad de sacar al once que considera que mejor jugará cada partido?

2. Buscar enemigos donde no los hay. La mayoría de críticas que realiza Mourinho se centran en un punto: desestabilizar al Barça. La posición de Guardiola en este punto es admirable. Lo mejor que puede hacer es no contestar. Pero habrá que esperar si puede aguantar así toda la temporada. Lo que no entendí fue la crítica encubierta hacia la sequía de goles que tenía David Villa: “Algunos no hacen un gol a nadie y no se habla tanto como de Karim”. ¿Es necesario que para motivar a un jugador tuyo tengas que criticar a otro del máximo rival? Los que seguimos a Mourinho desde que empezó en el Barça y luego se hizo grande con el Oporto, sabemos que tanto en la Premier como en el Calcio ha utilizado la misma estrategia de desgaste hacia sus rivales (entrenadores incluidos).

3. Pedro León . Las declaraciones de Mourinho en relación a que Pedro León no era ni Maradona ni Zidane -todos lo sabemos- dieron mucho que hablar. Lo que no me gustó tanto fue cuando dijo “el año pasado jugaba en el Getafe…”. Como es obvio, el presidente azulón y socio del Real Madrid, Ángel Torres, arremetió contra Mourinho por esa declaración. ¿Era necesario que hiciera mención de esa forma al antiguo equipo de Pedro León?

4. Gestos en San Siro contra la afición del Milan. Otra de las imágenes que más me impactaron fueron los 3 dedos que alzo Mourinho para responder a los abucheos por parte de los aficionados del Milan. Objetivo: recordarles que fue él quien gano el triplete con el Inter. ¿Alguien espera que algún entrenador -Guardiola por ejemplo o cualquier otro- repita ese gesto en el campo del máximo rival?

Dicho esto, no dudo en ningún momento de la categoría que tiene Mourinho como entrenador. Es más su carácter ganador es único. Lo ha demostrado allí donde ha entrenado. Y no conozco exjugador suyo que hable mal de él. Pero debería de comprender que los valores que propugna no son nada buenos para el fútbol, ni para su club, el Real Madrid. Los chicos jóvenes que algún día sueñan con ser futbolistas de primer nivel no se pueden mirar en el espejo del ‘Mourinho personaje’ pero sí en el del ‘Mourinho entrenador’. Arrogancia, soberbia y desprecio hacia entrenadores, jugadores y afición rival. ¿Esos valores son los que el fútbol español ha de transmitir?

Anuncios