Etiquetas

, , , , , ,

Ni los culés más optimistas podían imaginar que en los primeros 20 minutos del Clásico el Barça fuese ganando dos a cero. Ni mucho menos que el espíritu del Dream Team volviera al Camp Nou para derrotar al máximo rival por 5-0. Pero así fue. El Barça salió motivadísimo ante un Madrid agazapado y sin soluciones para parar el vendaval de juego blaugrana. Tal y como escribí en uno de mis artículos sobre el clásico, si el balón era el protagonista el Barça tenía todas las de ganar. En los primeros minutos del partido, Messi después de un saque de esquina enviaba el balón al palo derecho de Casillas. Primer aviso.

En el minuto 9, Iniesta dio un fenomenal pase entre líneas a Xavi, que se benefició de un control inesperado para batir a Casillas. Primer gol de la noche. La maquina blaugrana empezaba a funcionar, el Madrid no presionaba la salida de balón y esperaba en el medio del campo. La asociación entre los 3 bajitos, Xavi, Iniesta y Messi era imparable para el conjunto blanco.

En el minuto 17 llegaba el segundo gol. Gran jugada de Villa por banda izquierda, centro al primer palo, Casillas despeja y Pedro marca el segundo a puerta vacía. El Camp Nou era espectador del gran juego de su equipo, que en apenas unos minutos había arrollado al Madrid. Durante el resto del primer tiempo hubo un penalti dudoso de Valdés a Cristiano y una primera ‘tangana’ entre ambos equipos después de un empujón del crack portugués a Guardiola por no darle el balón.

Al inicio de la segunda parte, Mourinho hizo el primer cambio: sentó a Özil y salió Lass. Más contención en el medio del campo para parar la avalancha de juego culé pero no sirvió para nada. En apenas dos minutos (54 y 56) Villa calló más de una boca y marcó un doblete que ponía el marcador en un apabullante 4-0. Los dos goles a pases magistrales de Leo Messi. El primero en posible fuera de juego, después de un genial desmarque del asturiano que batía por bajo a Casillas. Y el segundo, aprovechando otro nuevo despiste de Ramos y marcando gracias a la media salida de Iker.

De aquí al final del partido, el conjunto blanco fue un juguete en manos del Barça. Corrían detrás del balón impotentes, de ahí que varios jugadores blancos fueran amonestados. En el último minuto de partido, un buen pase de Bojan desde la banda derecha fue aprovechado por Jeffren para marcar el último y definitivo gol. Ya en el tiempo añadido, Sergio Ramos fue expulsado por una entrada durísima a Messi y después dio un empujón a Puyol. Más y más impotencia. 

Manita insultante, juego al primer toque y gran poderío físico desplegado por todos los jugadores de Guardiola. Desde Xavi e Iniesta, pasando por la tripleta atacante: Messi, Pedro y Villa. Otro dato para la historia: Guardiola 5 partidos contra el Madrid, 5 partidos ganados. No voy a desmerecer para nada la trayectoria del Real Madrid en este inicio de campeonato pero el número 1 del fútbol español sigue siendo para el Barça. Hoy todo el mundo lo ha podido comprobar.

Anuncios