Etiquetas

, ,

De la Morena ha relatado paso a paso cómo se gestó este mal ambiente entre dos de los ‘pesos pesados’ del vestuario blanco. Todo comenzó el 20 de septiembre, cuando Sara Carbonero en una tertulia en televisión califica a Cristiano Ronaldo de egoísta e individualista. Cuando el luso se hizo eco de esas palabras envió un mensaje a Iker Casillas recriminando al portero las palabras de su novia. Iker se excusó argumentando que Sara Carbonero es periodista y su trabajo conlleva dar su opinión.

El siguiente capítulo fue dos días después, el 22, martes en el que el Real Madrid jugó contra el Espanyol. Antes de calentar, Florentino Pérez reunió a los dos jugadores con Valdano, director general del club blanco, y Pardeza, director deportivo. Todos vuelven a ver el ‘polémico’ vídeo para hacerle entender a Cristiano la insignificancia del asunto, algo que no convence al ‘7’ blanco. Y entonces la relación entre el delantero y el portero se volvió más y más fría.

Otro de los asuntos de la discordia son los pitos y abucheos que Cristiano recibe en cada campo rival. El luso no se siente defendido por sus compañeros. Tras dos años en el equipo blanco a Cristiano le duele que sus compañeros no le respalden tanto como, por ejemplo, a Messi en el Barça. A Cristiano le molesta que cuando recibe entradas duras pocos compañeros vayan a defenderlo. De la Morena ha detallado que su relación en el vestuario se reduce a Pepe, Marcelo y Di Maria.

Por si no todo esto no fuese suficiente, Mourinho tendrá que lidiar con un problema más. El protagonista, Sergio Ramos. El puesto de lateral derecho se puede convertir en un quebradero de cabeza para ‘Mou’. El técnico madridista considera a Arbeloa el ‘2’ del equipo. ¿Sus razones? Lo bien que ha tolerado su suplencia y lo bien que lo ha hecho en los entrenamientos y en los partidos. La incógnita ahora es saber cómo tolerará esto Sergio Ramos. El sevillano está lesionado, pero a la vuelta reclamará su titularidad y es ahí donde entrará en juego la capacidad de gestión de Mourinho.

Se avecinan unas navidades entretenidas en Chamartín, sumando, además la llegada o no de un delantero. ‘Mou’ dice que sí. El club, que no.

Fuente: Cadenaser.com

Anuncios