Etiquetas

, , ,

El gran aliciente del ‘Boxing Day’ en la Premier era ver el partido entre dos de los favoritos para ganar el campeonato, Arsenal y Chelsea. Wenger sorprendió con una alineación inicial con Walcott, Wilshere y Van Persie, dejando así en el banquillo a hombres como Arshavin, Denilson y Chamakh. Su apuesta le saldría ganadora. En el Chelsea destacar la vuelta de Frank Lampard que pasó inadvertido durante todo el encuentro.

A pesar de que el partido contaba con todos estos grandes jugadores -incluido Cesc- la primera parte fue bastante aburrida. Al Arsenal le faltó mayor profundidad y al Chelsea venirse mucho más arriba y buscar a Drogba. A pesar de esto, al filo del descanso el camerunés Song adelantó a los ‘gunner’ después de una jugada embarullada dentro del área.

La segunda parte fue mucho más emocionante. Dos errores garrafales del Chelsea permitieron a Cesc y Walcott marcar 2 goles más en pocos minutos. Sin realizar un juego muy brillante el Arsenal ganaba 3-0. Pero los ‘blues’ no se rinden tan pronto. Tras una falta sacada magistralmente por Drogba, el serbio Ivanovic marcaba de cabeza el primer gol para su equipo. A partir de aquí, parecía que el Chelsea podía acortar el resultado pero no fue así y el Arsenal se hizo con una importante victoria ante un rival directo y que le permite situarse segundo en la clasificación.