Etiquetas

, ,

El Barça sufrió más de lo que reflejó el marcador final para doblegar a un Hércules que no se acobardó y plantó cara hasta los minutos finales, cuando Leo Messi añadió dos goles al tanto inicial de Pedro y convirtió en una nueva demostración de fuerza lo que parecía una inusual victoria apurada. De salida, el Barça tardó unos minutos. en mandar. Le llevó cerca de diez minutos, fruto de la presión local. Pasado ese esfuerzo inicial, el Hércules se fue más agazapando y las ocasiones del Barça se fueron sucediendo. Messi disfrutó de dos consecutivas, y Pedro mandó alto por poco un disparo duro.

Cuando menos probable parecía, el Hércules se rehizo y logró que, durante unos minutos, el juego transcurriera en terreno azulgrana. Comenzó con un tímido disparo desviado de Kiko Femenía desde la frontal, siguió con un saque de esquina y acabó con una magnífica ocasión. Valdez peinó con la coronilla un centro al área y Trezeguet, solo ante Valdés, no acertó a hacer lo que mejor sabe: rematar.

La presión del Hércules espesaba al Barça, que demostró una vez más su capacidad para asomar la cabeza en los peores momentos. Justo antes del descanso, un pase en profundidad puso a Pedro ante el meta Calatayud, al que batió sin piedad por el primer palo.

El gol aplacó al Hércules, que en la segunda parte no asomó la cabeza. Al contrario, la reanudación deparó un monólogo del líder, que sin embargo no pudo matar el partido hasta los mintuos finales. Ahí apareció Messi. Parecía una noche gris del argentino, pero iba a coronarla con dos goles. El primero, una de sus habituales obras maestras. El segundo, aprovechando una buena subida de Dani Alves. Es la decimoquinta victoria consecutiva del equipo de Pep Guardiola, precisamente ante el único equipo que le había vencido en esta Liga BBVA. ¿Hay alguien que pueda frenar esta máquina?

Fuente: Sportyou.es

Anuncios