Etiquetas

,

Aulas busca comprar y vender, experto en generar plusvalías y llevar al Lyon a un presupuesto impensable en otro tiempo. Ingresan 140 millones de euros, sería el tercer equipo de España y sueñan con ganar la Champions. Siempre están ahí, tienen jugadores, Lloris y Lisandro, que ganan partidos así como unos cuantos jóvenes con proyección. La experiencia está en la estructura, Cris como central y Toulalam como mediocentro son los que aguantan un equipo que juega sin red. Perder es decepcionar, no ganar un fracaso. Sus registros son de equipo grande. Puel no encuentra la fórmula. El sistema es un 1-4-2-3-1 con aires de 1-4-3-3, sistema este sobre el que se ha estructurado el modelo de juego del Lyon ganador de antaño. En la portería un proyecto de número uno, Hugo Lloris. No jugó contra el Nancy, una faringitis le dejó fuera pero será titular. Es el elegido por Sir Alex Ferguson para sustituir a Van der Sar. En la defensa, línea de cuatro con Cissokho como lateral avanzado en la izquierda y Revelliere con lateral corrector en la diestra. Los centrales, Cris – el capitán – y Lovren con la alternativa de Diakhaté.

En la media, Toulalam y Kallström son indiscutibles en el doble pivote con Gourcuff por delante. El tan cacareado sucesor de Zidane, es un relevo habitual en el último tercio de partido, sale Pjanic el referente del curso pasado. Son buen trío, nunca excepcional, pero se reparten bien las tareas. Toulalam es rigor y orden táctico. Kallström la conducción y la pegada y Gourcuff la clase y la distinción con ida y venidas.

Arriba, tres jugadores y muchas variantes. El ‘9’ titular es Gomis por más que el mejor sea Lisandro. El “Licha” López juega de ‘11’, como falso extremo haciendo la diagonal de llegada al área siendo Cissokho el que cubre todo el carril zurdo. En la derecha, también a pierna cambiada, uno que juega de todo y nunca acaba de llegar al nivel que se le supone, Michel Bastos. Es zurdo, potente, fibroso y con una calidad indiscutible. Puede jugar de extremo, también de lateral largo aunque eso ocurre con Brasil y no en el Olympique, donde su misión es la de marcar diferencias en tres cuartos.

Sin Lisandro puede que Puel opte por extremos a pierna buena. Bastos en zurda, Briand en diestra. Jugador este último al que tener en cuenta. Es un ‘7’ con ambición de ‘9’, fuerte y con movimientos extraordinarios sin balón. Una roca que tiene remate- ver su gol de chilena- y diagonal sin balón así como línea de fondo con él. Después quedan los jóvenes, no será su momento, es un partido para expertos jugadores y dominio posicional. Descubierto el Olympique Lyon sólo falta saber porque Puel no consigue dar con la tecla.

Futbolitis – Marcos López