Etiquetas

, , ,

Durante las últimas semanas se ha abierto un intenso debate entre la afición barcelonista sobre la conveniencia de fichar o no a Cesc de cara a la próxima temporada. Primero de todo, no voy a discutir en ningún caso la calidad futbolística de Cesc. Posee todas las cualidades para ser jugador del Barça ya que fue criado en las categorías inferiores hasta que decidió marcharse al Arsenal. Decisión difícil para él pero que le ha permitido ser el futbolista que es hoy en día.  

El debate se centra principalmente en el coste de la operación, ya que el futuro de Cesc está ligado al Barça de forma clara. Me uno a las voces que opinan que el club no debe pagar 50 millones de euros por un jugador que se formó en casa y más cuando según varios directivos se poseen 40 millones + ventas para afrontar nuevos fichajes.  

Es sabido también que Guardiola es su principal valedor pero surge la siguiente pregunta: ¿El Barça necesita a un jugador como Cesc? A saber, su principal área de influencia en el juego es el medio del campo. Aquí encontramos a 5 jugadores en la actual plantilla: Busquets, Mascherano, Xavi, Iniesta y Keita.  Todos son ellos son fijos para Guardiola. Además de Thiago que tendrá ficha del primer equipo a todos los efectos. La progresión del hijo de Mazinho es excelente y la llegada de Cesc podría ser un escollo importante. Sin olvidar a nombres como Sergi Roberto o Rafinha que juegan en posiciones parecidas en el filial. El caso de Afellay es diferente, ya que se podría añadir en este grupo pero si el club recibe una oferta podría traspasarlo para hacer caja. Es sorprendente la pocas oportunidades que ha tenido el holandés en los últimos partidos a pesar de tener muchas cualidades: velocidad, técnica, polivalencia y gol. También podría ser moneda de cambio en la ‘operación Cesc’ ya que tiene un buen cartel en la Premier.  

Con las bajas de Puyol y Abidal en defensa y la poca competencia que ha tenido el tridente ofensivo (a pesar de los goles de Bojan en las últimas jornadas) se hace más necesario invertir en un central y en un delantero polivalente. En el primero, se da por segura la marcha de Milito. Con la llegada de Fontàs, que ya ha tenido oportunidades esta misma temporada, se debería apostar por la llegada de otro central al equipo. Y no parece una tarea fácil de conseguir para el cuerpo técnico vistos los casos de Martín Cáceres o Chigrinsky, amén del gran acierto con el fichaje de Piqué. En la parte ofensiva, ha sonado los nombres de Rossi y Nilmar, la pareja de moda que tanto ha contribuido a la buena temporada del Villarreal. Ambos jugadores podrían acoplarse perfectamente al juego del Barça, sobretodo el italiano. Tiene mucha movilidad, está acostumbrado al juego combinativo y de toque y es un consumado goleador. El jovencísimo Neymar también ha sonado pero parece muy prematuro apostar por un jugador que sólo ha jugado en Brasil y del cual piden una cantidad de traspaso muy elevada.

Artículo publicado en 6cero

Anuncios