Etiquetas

, ,

El Manchester United que se encontrará el Barça en Wembley no será muy diferente al que se enfrentó hace 2 temporadas en la final de Roma. Sir Alex Ferguson ha seguido confiando en un mismo bloque a pesar de haber dejado salir a dos de sus máximas estrellas: Cristiano Ronaldo y Tévez. A pesar de ello ha conseguido volver a ganar la Premier y a repetir otra final europea. Su carácter ganador sigue intacto. En Champions League, Ferguson ha apostado por el siguiente once tipo: Van der Sar, Rafael, Ferdinand, Vidic, Evra, Carrick, Valencia, Park, Giggs, Rooney y Chicharito.

Van der Sar: se ha confirmado que será su último partido con el United. La trayectoria del portero holandés es digna de elogiar, a pesar de que en muchos momentos ha recibido múltiples críticas. Con una gran sobriedad y concentración ha aportado mucha seguridad a la línea defensiva del equipo. Su sustituto, De Gea, llega a un equipo campeón y con la difícil tarea de cubrir a uno de los mejores porteros de los últimos tiempos.

Rafael-Ferdinand-Vidic-Evra: la única nueva inclusión en esta línea es la del joven Rafael en el lateral derecho, que parece que ha hecho olvidar al gran Gary Neville. Correcto en defensa, le gusta subir al ataque cuando tiene oportunidad. La pareja de centrales es de las mejores del viejo continente. El capitán Vidic es el líder del equipo y Ferdinand es su mejor complemento. Ambos tienen una excelente colocación y una gran experiencia pero pueden sufrir si los delanteros del Barça presionan arriba, tal y como lo hicieron en Roma. La gran pregunta es: ¿cómo podrán parar a Messi?

En el lateral izquierdo se ha afianzado el francés Evra. Se las verá con Pedro, duelo que promete ya que ambos son rapidísimos e incansables.

Carrick-Valencia-Park- Giggs: El mediocentro defensivo es propiedad de Carrick. Gran despliegue físico y buen desplazamiento en largo. Sobresaliente asociación con Giggs en el medio del campo. El galés ha sido una de las mayores sorpresas de la temporada. A pesar de su edad, lleva jugando 20 temporadas al máximo nivel. Alejado de la banda, su sentido táctico, técnica y experiencia son admirables. Una de las claves del éxito del equipo. Las bandas durante los últimos partidos importantes han sido para el ecuatoriano Valencia y para el coreano Park.

Valencia ha salido de una lesión y le ha quitado el puesto a Nani. Es un extremo hábil y con mucha velocidad y sacrificio. Con Nani hay mayor fantasía y llegada a gol pero a Ferguson le gusta su solidaridad y entrega. Mismo caso que Park. Incansable durante los 90 minutos, es sin duda el mejor jugador asiático del momento. Gran entrega física no exenta de técnica. Se mueve por toda la zona del medio del campo y ve puerta con cierta facilidad. En este punto residen una de las mayores dudas de Ferguson de cara a la final. Puede apostar por este once tipo (4-4-2) con dos puntas o bien apostar por un trivote en el medio del campo, tal y como hizo Mourinho en semifinales. En este último caso, sacrificaría un delantero (seguramente Chicharito) y daría entrada a Fletcher en el medio del campo para contener el juego de Xavi e Iniesta.

Las dos opciones tienen inconvenientes: si quita a Chicharito, pierde gol y una mayor presencia en ataque. Si lo deja, el Barça puede controlar mejor el ritmo del partido si Busquets-Xavi-Iniesta se apoderan del medio del campo, como pasó en Roma. Anderson y Scholes esperarán su oportunidad des del banquillo.

Rooney-Chicharito: El inglés es sin duda el mejor jugador de los diablos rojos. Su jugador franquicia. Juventud, talento y capacidad goleadora. En contra su intermitencia y su capacidad para decidir grandes partidos. Por su parte, el fichaje del joven Chicharito Hernández ha sido una de las apuestas más acertadas del cuadro de Old Trafford. Es un jugador con una excelente movilidad y con grandes movimientos en el área pequeña. Posee una capacidad innata para marcar goles y será uno de los mayores peligros para la defensa culé.

En tercera posición encontramos a Berbatov, que ha sido el máximo goleador del equipo en la Premier pero que ha visto como el Chicharito le ha quitado el puesto en el once por méritos propios. Empezará en el banquillo. El estilo de juego del United está muy definido. En varios partidos de esta temporada, por ejemplo ante el Arsenal, no ha tenido reparos en dejar la posesión del balón al equipo contrario. Confía claramente en su capacidad física y en su juego al contraataque.

Con grandes pasadores al espacio como son Carrick o Giggs y con la velocidad de Rooney, Chicharito o Nani hacen de vital importancia que el Barça no pierda balones en el medio del campo que faciliten esas jugadas. Precisamente, una de las mayores virtudes del United es la llegada de los jugadores de la segunda línea aprovechando los espacios dejados por los delanteros. La batalla está servida. Que gane el mejor y esperemos que sea el Barça.

Anuncios