Etiquetas

, ,

Llega otro verano y la rumologia de fichajes en Can Barça vuelve a tener un nombre propio: Cesc Fàbregas. El gran Martí Perarnau publicó un artículo en el diario Sport sobre la conveniencia de fichar al crack del Arsenal y en las últimas horas se ha filtrado una noticia de un posible preacuerdo entre el propio Cesc y el Barça.

No voy a ocultar que Cesc ha sido y sigue siendo uno de mis jugadores favoritos. Es cierto que la última temporada no ha rendido al nivel esperado debido principalmente a diversas lesiones. El punto clave en este entramado entre el jugador y ambos clubes es la posición de Guardiola. El de Santpedor tiene muy claro que ha de ser un fichaje prioritario para el club. Xavi tiene 31 años, Iniesta 27.  Cesc, que creció futbolísticamente al lado de Messi y de Piqué, tiene 24. Hay pocos jugadores en el panorama futbolístico actual que entiendan y sepan llevar a la práctica el estilo de juego del Barça. Cesc es uno de ellos. Con su fichaje, el Barça se aseguraría la supervivencia de su estilo de juego durante los próximos años; un estilo y una filosofia que ha permitido al club blaugrana ser el referente actual en el mundo del fútbol.

Otra de las polémicas surgidas en los últimos días ha sido la posibla venta o cesión de Thiago si al final llega Cesc. No hay comparación posible entre ambos jugadores y además son totalmente complementarios, tal y como son ahora Xavi e Iniesta. Thiago tiene 20 años y un futuro prometedor delante suyo pero no posee las mismas características que Cesc. Guardiola sabe mejor que nadie que Thiago es una perla bruta que hace falta pulir. Ni mucho menos dedicirá venderlo al primer equipo que se interese, como ha sido el caso del Atlético de Madrid.

El futuro blaugrana ha de pasar sí o sí por Cesc, que junto a Piqué y Messi han de ser los encargados de formar la columna vertebral del equipo.  Salvo que  el periodista Paco García Caridad no lo evite.