Etiquetas

, , , , ,

El Barça desperdició una magnífica oportunidad de debutar con victoria en Champions League tras empatar en el Camp Nou ante el Milan (2-2). Los goles de los italianos fueron marcados precisamente en el primer y último minuto del partido. Los brasileños Pato y Thiago Silva fueron sus autores. El resultado es totalmente engañoso ya que los blaugranas fueron muy superiores a lo largo del partido.

El gol de Pato en el minuto 1 fue una auténtica sorpresa. Tras una autopase genial el brasileño se plantó solo ante Valdés al que batió por bajo. La mala colocación de la pareja de centrales, Busquets y Mascherano, facilitaron el gol. Mención especial para la posición de Busquets como central debido a las bajas de Piqué y Puyol. El de Badía sufrió continuamente ante las llegadas de Pato. La vuelta del gran capitán, que disputó sus primeros minutos durante la segunda parte deberían desplazar a Busquets a su posición natural y donde más rinde, la de mediocentro.

A pesar del gol del Milan, en pocos minutos el Barça volvió a entrar en el partido. Xavi se adueño del balón y Messi volvía loca a la defensa italiana. Antes del empate se produjo la peor noticia de la noche, la lesión de Andrés Iniesta. Está por determinar el período de baja del manchego pero es casi seguro que se perderá los próximos partidos. Antes del descanso y tras otra extraordinaria jugada de Leo Messi, Pedro marcaba el gol del empate. Justo premio al juego blaugrana.

Ya en el inicio de la segunda parte, Villa lanzó de forma magistral una falta en la frontal del área en la que Abbiati no pudo hacer nada para detenerla. Gol balsámico para el guaje después de pasar unos días díficiles tras su error en Anoeta. Pero el Barça no supo rematar el partido ante un Milan muy débil físicamente. En la única clara oportunidad que tuvo en la segunda parte, Thiago Silva empató el partido tras rematar de cabeza un córner botado por Seedorf.

La lectura del partido es que el Barça desperdició una oportunidad de oro para hacerse con los primeros puntos y deberá luchar junto al Milan para ser primera de grupo. En el otro partido del grupo en el que se enfrentaban Bate Borisov y Viktoria Plzen acabó en empate a uno.