Etiquetas

,

Decir que Josep Guardiola ha creado una revolución desde su llegada a los banquillos de la máxima competición sería quedarse corto. Bajo su mando, el FC Barcelona lo ha ganado todo, pero no sólo eso: sus éxitos deportivos han llegado de la mano de un fútbol ofensivo y espectacular que se ha convertido en una referencia para técnicos y equipos alrededor del planeta.

A sus 40 años, sorprende con su claridad táctica y la brillantez de sus conceptos dentro y fuera de la cancha. Elegante y cortés, ganador y humilde, el entrenador azulgrana ha concedido una entrevista a FIFA.com, un honor poco común, poco antes de viajar rumbo a Japón, donde disputará la Copa Mundial de Clubes de la FIFA.

Señor Guardiola, lleva tres años y medio al frente del Barcelona y no ha parado de cosechar éxitos, ¿cuáles han sido las claves de estos buenos resultados?
En realidad, no se trata de nada especial. En primer lugar, respetar la historia de este club, la trayectoria del Barcelona, que es un grande en todos sentidos. Después, fichar buenos jugadores y combinarlo con un buen manejo de cantera para ayudar a la gente de abajo, darles oportunidades cuando sea el momento y no tener miedo de hacerlo.

Profundizando un poco: a su llegada al banquillo del Barça, inmediatamente marcó una diferencia en el equipo, ¿cómo lo consiguió?
Cuando llegué yo era un desconocido para todos y lo primero que pedí dentro del grupo fue confianza, que la cosa iría bien, que saldríamos adelante. Mi principal compromiso con la afición fue que el equipo se esforzara, corriera, jugara bien y que se sintiera orgullosa del trabajo mostrado en el campo. Al final, la gente va a ver un espectáculo, lo que no quiere es que la engañen, los aficionados aceptan que juegues mal pero odian cuando puedes hacer un esfuerzo y no lo haces. A partir de ahí hemos ido creciendo en el equipo, hemos hecho cambios, matices, pero la idea es la misma, atacar, marcar los máximos goles posibles y jugar lo mejor posible.

Para llegar a la Copa Mundial de Clubes debió ganar la Liga de Campeones de la UEFA, la segunda la ha ganado en tres oportunidades. Volviendo la vista atrás ¿cuál es su evaluación de ese triunfo?
Fue importante acabar primero en el grupo, eso es algo que para mí siempre ha sido prioridad cuando disputamos la Champions porque las eliminatorias son duras, siempre pasas momentos difíciles. Se habló mucho de la semifinal ante el Real Madrid, y es verdad que fue complicada, a veces para nosotros esa fase resulta incluso más difícil que la final. Lo fue hace tres años cuando ganamos contra el Chelsea, después contra el Inter y ahora contra el Madrid.

Continuar leyendo >>>