Etiquetas

, , , , , ,

1. El planteamiento de Mourinho: Cristiano Ronaldo, Benzema, Higuaín, Özil, Casillas, Di María, Xabi Alonso, Sahin, Granero, etc. Jugadores con una calidad futbolística innegable y que completan uno de las mejores plantillas que ha tenido el Real Madrid en su historia. Mourinho volvió a empequeñecer a su equipo antes de iniciarse el partido con una alineación sorprendente con la inclusión de Altintop, Carvalho y Coentrao en línea defensiva, y con Pepe en el medio junto a Xabi y Lass. Durante la primera parte, 9 hombres detrás del balón esperando en su propio campo tras el gol de Cristiano en un excelente contraataque. La intensa presión en el medio del campo, Lass persiguiendo a Xavi y Pepe haciendo lo mismo con cualquier contrario no permitía al de Terrassa adueñarse del balón. Aún así, Alexis estuvo cerca de empatar. Mención especial para el chileno, excelente rendimiento en sus primeros clásicos. En la segunda parte una jugada a balón parado decidió el empate gracias al eterno capitán Puyol y el juego del Barça hizo el resto. El único remate en este período a cargo de Benzema que rechazó el poste. La sensación que quedó en el Bernabéu: nueva lección de fútbol del equipo de Guardiola en la que Mourinho se vio otra vez superado y sin recursos para contrarrestar las armas del Barça.

2. La actuación de Pepe. Roberto Palomar empieza su artículo en MARCA con la siguiente frase. “El comportamiento de Pepe en el Clásico, y en otros muchos partidos que constituyen para él un auténtico historial delictivo, es intolerable. Sólo la providencia evita que cada uno de estos encuentros se convierta en una carnicería.” Esa es justamente la opinión de muchos aficionados a este deporte, incluídos los del Real Madrid. Es intolerable el comportamiento violento del jugador portugués sobre el terreno de juego. Su agresión a Casquero no queda como un hecho aislado. El fútbol español no merece contar en sus filas con jugadores así. No es ejemplo para nadie y menos para su club y aficionados. Su futuro debería estar muy lejos del Bernabéu.

3. Los fichajes. Por obra y gracia de Florentino Pérez, Mourinho es técnico y manager general del club blanco. Los fichajes son decisión suya. Además de Sahin (su lesión se ha convertido en un auténtico misterio), Coentrao, Altintop, Callejón y Varane. Ayer formaron como titulares: Altintop y Coentrao. En su rival: Alexis y Cesc. ¿Casualidad? En el terreno de juego quedó demostrado nuevamente que el Barça ha fichado a dos jugadores de un talento descomunal que complementan a los que ya tenía en plantilla. El Real Madrid, o sea Mourinho, dejaron pasar la oportunidad de fichar a jugadores como Silva, Mata, Cazorla o Borja Valero, por citar algunos. Cuestión de estilo y de filosofía de juego, de saber a lo qué quieres jugar.

4. El crédito de Mourinho. En este momento es oportuno recordar que el Real Madrid sigue siendo el máximo favorito para ganar la Liga y superar el récord de goles. También esta eliminatoria de Copa no ha acabado. Enterrar al Madrid antes de tiempo sería cometer un error mayúsculo. Otro tema diferente es su enfrentamiento contra el Barça. Los últimas derrotas del conjunto blanco (Champions, Liga y Copa del Rey) pero sobretodo la imagen que ha ofrecido a los aficionados dejan entrever que Mourinho no ha conseguido desbancar al Barça, principalmente en lo que a fútbol se refiere. En la posterior rueda de prensa el portugués volvió a presentarse como un mártir: “Yo entiendo siempre al madridismo, pero no le escucho, ni antes ni después. La responsabilidad es mía, principalmente cuando mi equipo pierde. La victoria tiene muchos padres, la derrota sólo uno”.  ¿Salvará Mourinho la temporada si finalmente logra ganar la Liga?.