Etiquetas

, , , ,

FRANCIA

La selección francesa tocó fondo en el último Mundial. La mayoría de jugadores se revelaron contra su entrenador, Raymond Domenech, discutido por muchos después de dejar en casa a jugadores de la calidad de Benzema y Nasri. El vestuario galo se fracturó e incluso varios futbolistas se negaron a jugar. La llegada de Laurent Blanc al banquillo dio aire nuevo a los bleus estableciendo una forma de gestionar la selección muy diferente que la de su antecesor.

El esquema táctico de Blanc se basa en un 4-2-3-1. Es un conjunto joven, con ganas de triunfar, fuerte fisicamente, muy veloz en el contraataque y que se sustenta en la calidad individual de Ribery y Benzema que llegan a la Eurocopa en un estado de forma inmejorable. En portería, Lloris es indiscutible. En defensa, Blanc ha incluido a Debuchy ante la baja de Sagna. En el otro lateral, Evra suplirá la baja por enfermedad de Abidal. La pareja de centrales formada por Rami y Mexes aporta seguridad a la defensa y se complementan perfectamente. Cabaye y M’Vila son fijos en el mediocentro. El primero ha completado un excelente año con el Newcastle. Destaca por su técnica y visión de juego. M’Vila lo complementa ya que tiene un perfil parecido al recordado Makélélé, fuerte físicamente e incansable en la presión. Tendrá difícil llegar al primer partido debido a una inoportuna lesión. Más adelante, Nasri es el enganche perfecto ya que ofrece su calidad y sus asistencias en los últimos metros. Ribéry en una banda será el jugador más desequilibrante, se espera mucho del jugador del Bayern Múnich. En la otra banda, Menez y Malouda se disputaran el puesto. En el frente del ataque un nombre es seguro para Blanc: Benzema. El jugador del Real Madrid será el delantero centro titular dejando a Giroud en el banquillo, a pesar de que se ha proclamado campeón de la Ligue 1 con el Montpellier.

La estrella: Karim Benzema

Deber ser la Eurocopa de Benzema. El crack del Real Madrid ha madurado con la llegada de Mourinho y Blanc le ha dado la responsabilidad que Domenech le negó. Karim es un jugador de un talento extraordinario, con capacidad para disparar desde cualquier zona del área y con una movilidad excelente que descentra a las defensas rivales. Puede formar una pareja temible con Ribéry.

Once tipo

INGLATERRA

La repentina marcha de Fabio Capello de la selección inglesa hizo que llegara al banquillo de los pross el veterano Roy Hodgson. En las últimas fechas las lesiones se han cebado con los ingleses y no podrán contar con muchos de los jugadores que debían ser importantes en el equipo. Son los casos de Barry, Lampard, Cahill o el ya conocido de Wilshere. Además, Wayne Rooney se perderá los dos primeros partidos por sanción. Todos estos contratiempos hacen que haya bajado su favoritismo para llegar lejos en el campeonato.

Ante este panorama, Hodgson ha tenido que improvisar su once. La portería, uno de los grandes problemas de Inglaterra, parece segura con Joe Hart. Portero con unos reflejos excelentes y campeón con el City. En defensa, los laterales son para Glen Johnson y Cole. La pareja de centrales debería haber sido para Terry y Cahill, campeones de europa con el Chelsea pero la baja a última hora de Cahill será sustituida por Lescott. La pareja de mediocentros será para Jones y Parker. En la línea de las tres mediapuntas, Walcott es fijo como extremo derecho siendo una de las bazas ofensivas de los ingleses. La banda izquierda será para Young y en la mediapunta Gerrard tendrá libertad para llegar al área rival y conectar con Rooney. Ante su baja por sanción, Carroll, Defoe o Wellbeck se disputarán su puesto en el once.

Inglaterra a pesar de contar con bajas importantes ha convocado a una de las mayores promesas del fútbol europeo: Alex Oxlade-Chamberlain. A sus 19 años, el jugador del Arsenal todavía no ha debutado con la selección absoluta. Es un extremo muy polivalente que puede jugar por ambas bandas y posee mucha técnica y un descaro propio de su edad.

La estrella: Wayne Rooney

El ’10’ del Manchester United sigue siendo la auténtica estrella de la selección inglesa. Se perderá los dos primeros partidos pero está claro que Rooney es el jugador con más clase y desequilibrante de la lista de Hodgson.

Once tipo

SUECIA

Después de no clasificarse para el último Mundial, Suecia no pudo acceder a la Eurocopa hasta en el último partido. La suerte tampoco la acompañó y le ha situado en un grupo díficil junto a la renovada Francia, Inglaterra y la anfitriona Ucrania.

El país escandinavo dirigido por Erik Hamrem juega con un 4-2-3-1. Su jugador más determinante no es otro que Zlatan Ibrahimovic y depende demasiado de su calidad y fantasía. La línea defensiva suele estar situada muy atrás y tanto Olsson como Mellberg sufren ante delanteros rápidos. En el medio del campo, la visión de juego y la zurda de Kallstrom es clave en el esquema. Es el encargado de empezar la mayoría de jugadas de ataque del combinado sueco. En la parte ofensiva, además de ‘Ibra’ destaca la potencia de Toivonen, la capacidad goleadora de Elmander y la baja por lesión del joven Guidetti, goleador del Feyenoord y la mejor promesa del fútbol sueco.

La estrella: Zlatan Ibrahimovic

El talento inmeso de Ibrahimovic es indiscutible, tanto como su problemático carácter que le ha acompañado al largo de su carrera. Situado como único punta, es la referencia ofensiva de Suecia y sus aspiraciones pasaran de forma inevitable por las botas del delantero del Milan.

Once tipo

UCRANIA

La selección de Ucrania es la otra anfitriona junto a Polonia. Encuadrado junto a las potentes Francia e Inglaterra, no tendrá fácil su pase a la siguiente fase. Blokhin es su seleccionador y es recordado por ser una de las mayores estrellas del fútbol soviético, ganador incluso de un balón de oro.

Los ucranianos son un equipo ordenado, vertical y al que le gusta salir al contragolpe. Blokhin ha conseguido mezclar a jugadores con mucha experiencia, casos de Tymoschuk, Shevchenko y Voronin, con jóvenes que se han hecho un puesto en el once como Rakitskiy, Yarmolenko o Konoplyanka. Estos dos últimos son los que ocupan las bandas del equipo en un dibujo táctico que se basa en el 4-2-3-1. Ambos son muy rápidos, hábiles con el balón y la afición local tiene depositadas en ellos muchas esperanzas de éxito. En el puesto de delantero, Blokhin puede elegir entre varios hombres con diferentes cualidades como Voronin, Devic o Milevsky.

La estrella: Anatoliy Tymoschuk

El jugador del Bayern Múnich es un jugador clave para Blokhin en el medio del campo. En la posición de mediocentro es el encargado de distribuir el balón al resto de centrocampistas y además ofrece múltiples ayudas a los dos centrales. Tiene un gran sentido táctico y es un jugador polivalente que puede jugar en banda o incluso de central.

Once tipo

Mi pronóstico

Francia es favorita para liderar este grupo D. El segundo puesto está mucho más abierto y cualquier de las otras tres selecciones tienen opciones de pasar de fase.